5 Razones para hacerte un reportaje de Fotografía Infantil y Familiar

padre e hija estan juntos con un peluche de un caballo en una sesion de fotos infantil y familiar en mallorca

A menudo no somos conscientes de lo rápido que pasa el tiempo. Simplemente nos limitamos a vivir el día a día disfrutando de los momentos y sin pensar en lo efímeros que son. Hace tiempo (mucho en realidad) yo me di cuenta de eso, y también de todos los detalles que se nos escapan u olvidamos sin quererlo. Para entonces ya la fotografía hacía ese “tilín” en mi interior. Me quedaba como boba mirando los escaparates de las tiendas imaginando tener una de esas máquinas en mis manos. Entonces entendí, que la fotografía era la herramienta para hacer frente a todo eso. Al hacer la Comunión me regalaron un pequeña compacta y con ella fui desde entonces a campamentos, excursiones y viajes de fin de curso. Recuerdos que ahora quedan gracias a aquellas instantáneas que entonces tomé. Sería gracias a ellas que ahora soy capaz de reproducir en mi mente las caras de aquellos compañeros del cole o de campamentos, las montañas y valles que visitamos… Pero también soy capaz de sentir cómo cobran vida cuando veo las fotos de mis abuelos, entonces todavía resplandecientes de juventud. La fotografía es magia. Y por eso quiero compartir contigo, porqué debes hacerte un reportaje de fotografía infantil y familiar.

Razón nº1. El tiempo pasa pero la fotografía perdura.

Con los más pequeños es dónde más se evidencia. A veces parece que en un simple parpadear y ya no le valen esos pantalones que le compramos grandes, las zapatillas que parecía que no iba a llenar nunca, o esa chaqueta que con tanto cariño le hizo la abuela. Los niños crecen rapidísimo, pero ¡tengo una buena noticia! hay forma de detener el tiempo, y es con una buena instantánea. Por eso un reportaje de fotografía infantil y familiar, resulta perfecto para ello. 

Razón nº 2. ¡Porqué es divertido!

¡Por supuesto! Ser los protagonistas por un día ¡es súper divertido! Sé que a todos nos puede incomodar la idea de tener a alguien fotografiándonos, pero mi experiencia me dice que esto sucede el primer minuto. Pasado ese tiempo, todos nos relajamos y de repente la magia sucede. Lo que antes de empezar podría ser momentos de tensión de repente se convierte en diversión. Hacerse una sesión de fotos es una experiencia. Por lo que al final, no sólo os llevaréis un bonito recuerdo en forma de imágenes, sino que también lo será de experiencia.

Razón nº3. Resultados profesionales

Es cierto que la fotografía ya no es lo que era. Cuando yo era pequeña soñaba con hacerme con una cámara réflex y aprender a usarla como lo hacían los profesionales. No sé porqué, pero siempre me fascinó. Como mis padres no eran muy aficionados a la fotografía y pensaban que lo mío era sólo un capricho (además de muy muy caro para la época), no tuve mi primer contacto con una réflex hasta llegado el instituto. Sin embargo, hoy en día la situación es muy diferente. Todos contamos con un teléfono móvil con unas potentísimas cámaras digitales integradas, y para aquellos que sienten la necesidad de explorar un poco más, tienen la posibilidad de adquirir por un precio muy asequible cámaras con unas prestaciones increíbles. Sin embargo y a pesar de ello, y muy a pesar de los que empiezan (yo también pasé por ahí) la cámara no hace al fotógrafo, y contar con unos resultados profesionales, son fruto de años de estudio y dedicación. Invertir en un reportaje de fotografía infantil y familiar, es invertir en calidad y en unos resultados profesionales. ¡No te arrepentirás!

Razón nº4. Compartir con la familia los momentos especiales

A los abuelos les va a encantar recibir cómo regalo una fotografía para adornar sus estanterías. ¡Son cosas de abuelos! y tú quedarás como el hijo/a perfecto, entregándole una fotografía de enorme calidad que además de ser bonita, transmita toda esa ternura que vivís en vuestra familia.

Razón nº5. Tener fotos todos juntos.

Mi padre siempre me decía que hacer fotografías está muy bien pero el que hacía las fotos, no salía en ellas. ¡Y qué verdad! Ya sé, podemos usar un trípode, correcto, pero no es lo mismo. Por eso en mi casa hay pocos imágenes en las que salgamos todos. Salimos mis hermanas, mi madre con nosotras, mi padre con nosotras, mis padres y mis hermanas… y si tenemos alguna de todos juntos es una fría en la que o bien pusimos un trípode o bien sostuvimos la cámara en algún sitio para poder salir todos, ¡lo más profesional que tenemos son las fotos del libro de familia numerosa! y os aseguro que no son fotos que queramos ir enseñando por ahí… Entonces la fotografía no estaba tan extendida como ahora, pero os puedo asegurar que me encantaría contar con un reportaje de fotografía infantil y familiar con mis padres y mis hermanas. Y si es más de uno mejor.

 

Si quieres saber mejor de lo que te hablo, echa un vistazo a las siguientes imágenes o entra en la página que tenemos reservada para los reportajes de fotografía infantil y familiar. ¡Hasta la próxima entrada!

REPORTAJES DE FOTOGRAFÍA INFANTIL Y FAMILIAR

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

–  SESIONES DE FOTOS  –

–  Artículos Relacionados  –

Perro posa en una sesion de fotos de mascotas en mallorca

Bella

Bella y su sesión de fotos de mascota en Mallorca Te cuento cómo fue la sesión de fotos de Mascotas en Mallorca Bella, como describirla…

Leer Más >>
Copyright 2021 © All rights Reserved. Design by Missy Mess Photography